fbpx

Por Andrea Torres

Para muchas familias, el objetivo principal de iniciar las intervenciones a edad temprana, es que sus hijos/as puedan ser incluidos/as en centros educativos donde el acceso a la educación se adecue al perfil de habilidades de cada niño y prepararlos para que sean lo más independientes posibles. Además, para muchos niños es indispensable tener habilidades pre-requisitas en la conducta verbal, tales como: Control postural, imitación motora, seguimiento de instrucciones, mandos, Intraverbales, etc.
Se preguntarán ¿Qué es conducta verbal? (Cooper, 2017) “la conducta que es reforzada por la mediación de la conducta de otra persona” a lo que Skinner agrega que está definida por su función más no por su forma, es importante que, al momento de iniciar en su centro educativo, los niños sean capaces de comunicarse a través de formas que sean legibles y comprendidas por los demás, para que su participación sea funcional durante las clases y en los momentos de juego con sus compañeros.

Por otro lado, la conducta verbal se compone de 6 operantes verbales elementales, planteadas por Skinner, estás son:
1. Mando: Solicita lo que quiere, ejemplo: decir “Abre” cuando no puede abrir un recipiente.
2. Tacto: Nombrar o identificar objetos, acciones, eventos, ejemplo: Mirar un perro en la calle y decir ¡Perro!
3. Ecoica: Repetir lo que se oye, por ejemplo: Cantar una canción.
4. Intraverbal: Contestar preguntar o conversar cuando las palabras son controladas por otras palabras, por ejemplo: responder a ¿Cuántos años tienes?
5. Textual: Leer palabras escritas, ejemplo: Mensajes de texto.
6. Transcripción: Escribir y deletrear palabras que se han dicho, por ejemplo: Escribir lo que una maestra dicta en clase.

Cabe mencionar, que cada operante verbal conlleva una serie de sesiones de aprendizaje, en algunas de forma espontánea y otras con intervenciones diseñadas de manera individual, durante el proceso se busca la generalización y mantenimiento, para que, dé está manera los niños puedan ser independientes y comunicarse con otros en diferentes ambientes.
En esta ocasión, conoceremos lo importante que fue para JuanPa, trabajar en la conducta verbal para que su participación sea activa durante las clases. Al inicio, se dio a conocer a sus maestros cuáles eran las habilidades y retos que presentaba, entre ellos estaban: intereses de conversación restringidos, latencia de respuesta prolongada en conversaciones, participación poco frecuente, motivación por temas académicos nuevos, escritura legible, dificultad para seguir el juego con otros.

Para iniciar, fue clave conocer al grupo de compañeros y de esta manera involucrarlos en juegos guiados en donde Juanpa pudiera participar y conocer más juegos nuevos compartiendo con otros niños. Al inicio se dieron muchas ayudas, sin embargo, con el tiempo los otros llegaban a buscarlo para jugar y le explicaban cada paso, le daban recordatorios durante el juego y le daban diferentes opciones.
Otro de los retos a los que se enfrentó, fue la participación espontánea y la fluidez en una conversación, ya que cuando los maestros se dirigían a él para hacerle preguntas, el tiempo entre respuestas era muy demorado. ¿Qué hicimos? Utilizamos economía de fichas y en cada comportamiento adecuado en clase fuimos dando 1 ficha, luego por cada participación y cuando contestaba de manera adecuada cada pregunta del maestro, de la misma manera era el docente quien elogiaba cada respuesta
De manera paralela, se diseñaron programas específicos de mandos, Intraverbales, textuales y de transcripción, partiendo de sus temas de interés, por ejemplo: Los vengadores, Mario Bross, grupos musicales, entre otros.

La comunicación entre familia, terapeutas y equipo docente, siempre serán la clave en los procesos de educación-inclusión. Además, es fundamental llevar a cabo procedimientos de enseñanza basados en los intereses y habilidades iniciales de cada niño, de esta manera aumentará la motivación e iniciativa en el aprendizaje.

Actualmente, JuanPa es un niño participativo, siempre tiene un buen sentido del humor en clase, levanta su mano para pedir la palabra en clase y espera su turno, lo cual hace que sus compañeros y maestros se diviertan con él y asimismo el recibe reforzamiento social, lo cual le permite mantener su participación en la mayoría de clases.

Nuestras intervenciones son efectivas, cuando se ve reflejando en los niños, en el caso de JuanPa disfruta aprender, tiene amigos, puede iniciar y mantener conversaciones, comparte sus intereses con otros y expresa lo que siente. El nuevo reto de JuanPa es ampliar sus opciones para llamar la atención de la maestra y compañeros, de esta manera su comunicación verbal-vocal será más natural y espontánea.

Bibliografía
Cooper, H. y. (2017). Análisis Aplicado de Conducta. Madrid, España: ABA España.