fbpx

Por Melissa Pineda

Un mando es una operante verbal en la que la respuesta es reforzada por una consecuencia característica y por lo tanto está bajo el control funcional de condiciones relevantes de estimulación o privación aversiva (Skinner,1957) es aquello que hacen todas las personas para obtener lo que desean o quieren, en forma de una petición.

Los niños empiezan, primero señalando los objetos y esperan la respuesta del adulto para que les brinde el acceso. Ian empezó de esta manera con sus primeros mandos y luego se le agrego la ecoica “A”, debía señalar y al mismo tiempo decir ” A”, este fue su primer mando vocal.

Al Identificar las condiciones motivacionales clave que evocan mandos como operantes de motivación o de establecimiento (Laraway, Snycerski, Michael y Poling, 2003) es por eso que se identificó los intereses o actividades que son de interés o reforzantes para Ian y así partir de ellas.

Actualmente se le da acceso a lo que pide, por medio de aproximaciones verbales, es decir dice la primera o la última sílaba de las palabras por ejemplo si quiere agua, dice agua y se le da acceso al agua, o si quiere una letra dice “etra” y se le da acceso, ha sido funcional debido a que se trabaja diariamente en la fundación y en casa permitiéndole más oportunidades.

Se tiene por objetivo, por medio de este aprendizaje verbal, lograr un repertorio vocal más amplio y de esta manera disminuir las conductas disruptivas al comunicarse de una manera eficaz.

Bibliografía

Roos, R. D (2014) análisis de la conducta verbal. Madrid España