fbpx

La mayoría de las personas suele tener muy poca información sobre el autismo y creen en los mitos que suelen escuchar.

“Ellos están enfermos”. Una enfermedad es una alteración del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo. Autismo, es un trastorno del desarrollo que se caracteriza por deficiencias persistentes en la comunicación e interacción social, patrones restrictivos o repetitivos de comportamiento, entre otros. Por lo tanto, no están enfermos, simplemente tienen una condición de vida diferente a la de nosotros.

“No pueden expresar su afecto”. Existe la falsa creencia que ellos viven en su mundo y por lo tanto no pueden expresar lo que sienten, pero no es así. Las personas con autismo sienten, ríen, lloran, se enojan, pero debido a su deficiencia de comunicación e interacción, no saben como expresarse.

“No se comunican”. Existen casos que algunas personas con autismo no hablan, pero no significa que no puedan comunicarse. Si se interviene por medio de terapias conductuales o terapias de lenguaje, se puede fomentar lenguaje. No necesariamente tienen que hablar para poder comunicarse, pueden comunicarse de diferentes maneras.

“Son niños genios”. Falso, no todas las personas con autismo son personas “sobresalientes” o con capacidades intelectuales “fuera de lo común”. Todos tenemos diferentes capacidades, todos aprendemos de diferentes maneras, todos somos diferentes.

“No pueden ir al colegio”. Si pueden ir al colegio, si se interviene desde temprana edad el niño puede adquirir capacidades que le ayuden en su desarrollo tanto emocional como conductual.

“Viven en su mundo”. Esto es sin duda algo muy mencionado, las personas creen que ellos viven en su mundo y que no entienden lo que les dicen, pero no es así. Ellos son capaces de entender lo que les dicen, pueden percibir lo que sucede a su alrededor.

Se podría pasar mucho tiempo hablando de los mitos que existen sobre el autismo pero para poder hablar de ello es muy importante que informarse bien sobre el tema para poder comprenderlo. Las personas con autismo son personas que tienen una condición de vida diferente a la nuestra, pero si pueden sentir, pueden ir al colegio, no viven en su mundo, no están enfermos.

Al final, nos damos cuenta que para todos es difícil, porque son muchas cosas que se ven involucradas, pero entre todos se puede crear conciencia en las personas e ir promoviéndola, para evitar que existan estos mitos que al final solo crean falsa idea sobre el autismo. Con una intervención temprana y correcta podemos ayudar a los niños a adquirir habilidades que les ayuden a ser independientes, a comunicarse adecuadamente con los demás y a integrarse correctamente en la sociedad. Debemos dejar de verlos como “personas diferentes”, son personas con habilidades diferentes, pero no dejan de ser personas. Todos somos diferentes, todos aprendemos diferente, todos nos comunicamos o expresamos de diferentes maneras y eso es lo que nos hace a todos seres únicos. Debemos aceptarnos con cada una de nuestras cualidades y crear conciencia para ser un mundo mejor y más inclusivo.

Para la familia el diagnóstico es difícil, es una responsabilidad mucho mayor a la que esperaban, son cambios tanto en sus rutinas como en su vida en general y aceptar el diagnóstico es aún más difícil. Por eso es importante la empatía, la aceptación y la inclusión de parte de la sociedad, para que para esas familias que tienen que hacer cambios inesperados, el proceso sea fácil y no tengan el temor al que dirán de la gente. ¡Creemos un mundo más inclusivo!

Por María José Pineda

Referencias: